Descubre el origen de las abarcas menorquinas

Uno de los zapatos más representativos del verano son las abarcas menorquinas. Cómodas y frescas, en la actualidad existen diferentes modelos: las hay de piel con estampado o lisas, con plataforma o sin ella… pero, ¿cuál es su origen? Aunque no se sabe total certeza y exactitud, existen indicios de que las abarcas empezaron a utilizarse en Menorca en la época de Aníbal, en torno al 200 a.C. en su lucha contra los romanos.

Pero, ¿fue Aníbal el que comenzó a llevar este calzado? No, fueron los honderos (lanzadores de piedras) del general cartaginés a su paso por Menorca. El ejército de Cartago ganó las batallas contra los romanos. ¿Fue gracias a las abarcas? ¡Seguro que fueron determinantes!

Años más tarde, gracias a la gran flexibilidad, comodidad y fortaleza de las menorquinas, las abarcas fueron utilizadas por los payeses. ¿Qué vieron en las menorquinas? Estaban hechas de cuero, pero lo que les llamó realmente la atención fue la forma en que les protegía los pies durante sus jornadas de trabajo en el campo. El terreno seco característico de la costa mediterránea dejó de ser un problema para ellos, dado que, gracias a los materiales utilizados en la fabricación de las abarcas, los pies dejaron de sufrir en beneficio de la gran flexibilidad y fortaleza las abarcas menorquinas. 

SIGLO XX

A partir de aquí, el material de fabricación fue evolucionando. El cuero se quedó atrás y entró como novedad el caucho de los neumáticos. ¿Por qué este cambio? El caucho permitía que las abarcas durarán más tiempo y la protección era mayor. Además, la apuesta por el reciclaje juega un papel fundamental con este material. En Castell Menorca tenemos una línea hecha con neumático reciclado. Los modelos Rustic de la colección están fabricados con este material en la suela de la abarca. Apostamos así por el medioambiente desde nuestros inicios, ya que está en nuestro ADN. 

AÑOS 60

Más de mitad de siglo para que las abarcas Menorca se dieran a conocer en el mundo de la moda. Gracias a la llegada del turismo a nuestra isla, se empezó a internacionalizar la abarca como calzado propio del verano. Este fue el trampolín que dió a conocerlas. Se introdujeron en las casas de todos. Ya no era un calzado exclusivo de lugareños y payeses, si no que era un calzado con el que además ir a la última

ACTUALIDAD

Hoy en día, es un producto internacional. Las abarcas son un símbolo de Menorca y a este tipo de calzado se le conoce también popularmente como menorquina. En Castell Menorca somos especialistas de la fabricación de abarcas menorquinas. Nuestros treinta años de experiencia en el sector, nos hace especialistas en esto. Además, Castell Menorca no solo fabrica sus menorquinas con la garantía de ‘Avarca de Menorca’, también diseña y confecciona sus abarcas poniendo todo su corazón en ello. Es nuestra forma de trabajar, la única que conocemos.

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre